Cantabria hace cuentas de daños mientras espera otro embate de mar y viento

Los ayuntamientos de la costa cántabra se afanan hoy en limpiar sus calles de los rastros del temporal del fin de semana, mientras empiezan a echar cuentas de los daños y se preparan, además, para recibir un nuevo embate del mar y del viento, que podrá alcanzar mañana los 140 kilómetros por hora.

Santander y Laredo han sido los dos municipios más castigados, aunque ningún rincón del litoral de la región se ha librado de los estragos de las olas.

Por eso, el alcalde santanderino, Íñigo de la Serna, y el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC) y alcalde de San Vicente de la Barquera, Julián Vélez, ya están en contacto para coordinar una petición conjunta al Estado para que declare la región zona catastrófica.

Ésa sería la garantía para que, tanto ayuntamientos, como particulares, vean atendidos los daños por parte del Consorcio de Compensación de Seguros, y no queden al amparo de sus propios seguros, que no siempre cubren este tipo de daños, de los que, todavía, no hay una estimación económica.

Son cientos de metros de barandillas arrancadas en paseos marítimos, pasarelas de madera levantadas, duchas destrozadas en playas prácticamente desaparecidas y, así, una larga lista de elementos de mobiliario urbano que el mar se ha llevado por delante.

Hace muchos años que no se veían unas pérdidas como las que ha dejado a su paso este temporal, según ha explicado a Efe el director general de Protección Civil del Gobierno cántabro, Luis Sañudo.

Los desperfectos han afectado a espacios e instalaciones públicas, pero también a viviendas y garajes particulares, así como a comercios y establecimientos hosteleros.

Por suerte, en Cantabria todos se felicitan de que no ha habido daños personales, gracias, en opinión de Sañudo, a la “prudencia” de los ciudadanos, a los que pide que mantengan esa actitud en los próximos días, porque continuará el temporal.

Mientras la región se prepara para seguir combatiendo el temporal, continúan los trabajos para evaluar los destrozos y para recuperar la normalidad.

El delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, y el responsable de la Demarcación de Costas, José Antonio Osorio, han recorrido algunas de las áreas afectadas.

Y según ha comentado Julián Vélez, apoyan la idea de coordinar las peticiones a través de la Federación de Municipios para que la solicitud tenga “más fuerza”.

Los daños son consecuencia de un temporal que levantó olas de más de diez metros que coincidieron con mareas vivas. En el Puerto de Santander, por ejemplo, la marea subió hasta los 5,36 metros, cerca del máximo histórico desde 1992 (5,38 metros), según datos de Puertos del Estado.

Para los próximos días, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene las alertas en la costa por olas que pueden llegar, en algunas horas, a los siete metros.

Y también se activará la alerta por vientos en el litoral, que superarán los 100 kilómetros por hora y podrán llegar el martes a los 140.

EFE

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s