Un remolcador logra enganchar de nuevo el mercante averiado en la costa de Ferrol

Poco antes de las nueve de la mañana se ha soltado de nuevo el cable con el que lo remolcaba el Sar Gavia y finalmente ha conseguido asegurarlo el Ibaizabal IX

El mercante averiado, arrastrado hacia la costa César Toimil

El buque que se encuentra a 1,7 millas del cabo de Prioriño Chico

Esta mañana Salvamento Marítimo sigue las complicadas labores de remolque del mercante Abis Calais, de bandera holandesa, hacia el puerto de Ferrol. Las malas condiciones meteorológicas, con alerta naranja en la costa gallega y mar de fondo de hasta 6 metros, están dificultando mucho los trabajos.

Después de que esta madrugada se soltara varias el cableque daba remolque al buque averiado, a las 08.05 el remolcador Sar Gavia pudo engancharlo.

Lo remolcó hasta las 08:53 horas, momento en el cual se soltó de nuevo el cable. Sobre las nueve y media de la mañana, un remolcador de puerto, el Ibaizabal IX, llegado desde A Coruña, ha logrado engancharlo otra vez.

En la zona se encuentra también el remolcador Sebastián de Ocampo.

Entre los tres remolcadores intentan asegurar el mercante Abis Calais para que no se acerque a la costa y lo llevan hacia el puerto de Ferrol.

Está previsto que lleguen sobre las once de la mañana. A las nueve de la mañana, según informa Salvamento Marítimo, el mercante se encontraba a 1,7 millas al oeste del faro de Prioriño Chico.

La línea amarilla describe la trayectoria del buque «Abis Calais»

En la zona hay vientos del oeste de fuerza seis rolando a noroeste 7, entre 51 y 61 kilómetros por hora, y mar de fondo de seis metros disminuyendo a cinco metros.

A punto de embarrancar en cabo Prior

Ayer, cuando ya parecía inevitable el embarrancamiento del mercante Abis Calais en la costa de Ferrol, el remolcador Sebastián de Ocampo logró enganchar el buque para alejarlo de cabo Prior.

Pasadas las 20.30 horas se soltó del remolque con el que el Sar Gavia trasladaba el barco hacia puerto.

Foto cedida por Salvamento Marítimo del buque a la deriva

Tanto el buque de Salvamento Marítimo como el Sebastián de Ocampo, de la Xunta, trataron de engancharlo de nuevo, a menos de una milla de tierra. Sin éxito durante varias horas.

Pero pasadas las diez de la noche, y cuando amenazaba ya con embarrancar frente a cabo Prior, el remolcador lo ha vuelto a enganchar y lo conducía de nuevo mar adentro, apoyado por el Sar Gavia, que consiguió dar una segunda línea por la popa del mercante.

La amenaza de colisión con la costa motivó la salida de los helicópteros de rescate Pesca II, con base en Celeiro, y elHelimer 209 de A Coruña, en caso de ser necesaria la evacuación de la tripulación, formada por ocho personas de nacionalidad holandesa, ucraniana y filipina.

No obstante, los marinos permanecen a bordo y se encuentran en buenas condiciones, según las últimas referencias de Salvamento.

Los remolcadores comenzaron anoche a realizar una maniobra que consiste en alejar el Abis Calais de la costa, para luego enfilar la entrada de la ría de Ferrol, adonde dirigirán el barco averiado.

A la deriva

El centro zonal de Salvamento Marítimo de Fisterra auxilió al barco holandés sin gobierno y a la deriva por un fallo mecánico (una avería en la hélice) a unas 10 millas de la costa de Ferrol, a la altura de cabo Prior.

El viento lo acercaba a la costa, pero el fuerte oleaje puso trabas a las tareas de remolque. El Abis Calais tiene 115 metros de eslora, 15 de manga y 6,3 de calado. Trasporta pellet, un tipo de combustible granulado alargado a base de madera.

El mercante navegaba desde el puerto portugués de Leixoes y se dirigía a la dársena de Hull, en el Reino Unido.

A las ocho de la mañana del lunes, el barco alertó de la avería y hasta el lugar navegó el remolcador contratado por el armador, el Ría de Vigo, que llegó a la zona alrededor de las cuatro de la madrugada.

Pero este barco tenía dificultades para enganchar al Abis Calais, y por esa razón el Capitán Marítimo de Ferrol ordenó zarpar al Sar Gavia, que finalmente hizo firme el remolque a las 15:20 horas.

Salvamento Marítimo

Ante la dificultad de la maniobra debido al mal tiempo, Salvamento también movilizó al buque de la Xunta Sebastián de Ocampo y al remolcador de la ArmadaMahón.

Condiciones muy adversas

Las condiciones adversas dificultan la operación de remolque del buque desde el principio de la maniobra. Y es que según las mediciones de Puertos del Estado, en la boya de Estaca de Bares, la altura del oleaje rozó los diez metros, concretamente 9,73 metros según los datos arrojados a las 17:00 horas.

Las condiciones de viento eran igualmente desfavorables. Las mediciones efectuadas por la estación meteorológica de Cedeira marcaron rachas de hasta 147 kilómetros por hora durante esta mañana.

El temporal mantiene en alerta toda la costa gallega, y para la jornada del miércoles se establece en nivel naranja.

La voz de galicia

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s