Un muerto y cientos de damnificados dejan lluvias en honduras, se declara alerta roja en Colón y Atlántida

Un menor de edad muerto, cientos de personas damnificadas y unas 24 mil incomunicadas en los departamentos de Atlántida y Colón, es el impacto que ha dejado el frente frío número dos que azota al país.

El deceso del joven José Reynaldo Amado (17), originario de Olanchito, Yoro, se produjo cuando intentó cruzar el río Aguán y cayó a la fuerte corriente, siendo encontrado por sus familiares en el sector de Las Flores de Oriente, dos kilómetros arriba de Armenia.

El Comité de Emergencia Municipal (Codem) de Olanchito y el Cuerpo de Bomberos de Sabá, Colón, informaron que esta es la primera muerte que se registra a causa del mal tiempo.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) informó que los municipios de Atlántida más afectados son: Jutiapa, Tela, El Porvenir y La Ceiba, mientras que en Colón se atendieron emergencias en los municipios de Balfate, Sonaguera y Santa Fe.

Durante la noche del martes anterior se registraron cerca de 225 milímetros de agua en la zona caribeña, generando condiciones que elevaron los niveles de los ríos, quebradas y algunos riachuelos que inundaron cientos de viviendas.

Los cuerpos de socorro trabajaron ayer para atender las emergencias en las distintas comunidades, debido a que a las 2:00 de la mañana se escuchaba el llamado de auxilio de niños y adultos, algunos hasta amanecieron en el techo de sus casas.

El agua en algunos casos llegó a la altura superior de las viviendas, por lo cual sus habitantes se vieron obligados a evacuar y fueron llevados a los distintos albergues habilitados por los Codem.

El último recuento de Copeco establece que 827 personas fueron evacuadas y albergadas en varias comunidades de Atlántida, Colón, Cortés y Yoro, a causa de las inundaciones y deslaves provocados por la vulnerabilidad provocada por las lluvias de las últimas horas.

INCOMUNICADAS

Uno de los puntos más afectados fue el puente sobre el río Pires, en la aldea de Planes, Sonaguera, Colón, causando largas filas de vehículos en ambos lados donde iban algunas personas que intentaban ponerse a salvo y de camiones llenos de productos que se cultivan en la zona.

Alcaldes de los municipios afectados solicitaron a las autoridades de gobierno maquinaria o puentes Bailey para poder habilitar el paso, ya que las personas tenían que cruzar a pie el cauce, poniendo en riesgo sus vidas.

Entre Sonaguera y Atlántida, la carretera fue socavada y solo hay paso por una trocha y para evitar accidentes los vecinos del lugar están controlando el paso vehicular al menos en horas del día, pero temen que en la noche se puedan registrar accidentes.

En el municipio de Bonito Oriental el puente de la quebrada El Trapiche colapsó por las incontrolables corrientes, dejando incomunicados a los municipios de Limón e Iriona y otras comunidades al norte del departamento de Olancho que utilizan esa vía.

La preocupación albergaba ayer al alcalde de Bonito Oriental, David Antúnez, quien solicitó apoyo para solucionar el problema y que también temía que la quebrada de La Esperanza se llevara otro puente, porque está a punto de sucumbir.

Además se reportaron daños en las bases de los puentes que están en las carreteras de la margen izquierda del río El Coco, dejando al municipio de Iriona incomunicado, informaron las autoridades de socorro.

Este enorme agujero en la carretera pone en peligro a las personas que viajen para Atlántida.

En el sector de Río Viejo y otras comunidades de la cuenca del Cangrejal en La Ceiba se interrumpió el paso debido a la crecida del río, mientras que en la carretera CA-13, a unos pocos kilómetros de San Juan Pueblo, las quebradas cercanas afectaron el pavimento, dejando una sola vía a los vehículos.

Copeco cuantificó hasta ayer 24 mil personas incomunicadas, debido al colapso de cinco importantes vías de acceso en varios municipios y varias instancias del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) trabajan en su habilitación.

DAÑOS EN CULTIVOS

Las autoridades locales informaron que se han registrado importantes pérdidas en los cultivos como yuca, plátanos, maíz, y la industria de la palma africana debido a que las plantaciones están inundadas.

Lo anterior ha provocado que de muchos lugares no se pueda sacar la producción, mientras que los aldeanos perdieron muchas de sus pertenencias y sus animales domésticos también fueron víctimas de mal temporal.

Según el recuento preliminar de Copeco, también cinco viviendas fueron afectadas, dos quedaron completamente destruidas, cinco vías están en mal estado, un puente está dañado y 16 sistemas eléctricos presentaron avería.

El titular de Copeco, Lisandro Rosales, afirmó que ayer atendieron a las personas afectadas por el frente frío que se encontraban en los diferentes albergues y de continuar el fenómeno están preparados para atender unas cinco mil personas con raciones de alimentos.

Mientras que los dos pescadores que habían desaparecido en la laguna de Los Micos, Tela, Atlántida, aparecieron sanos y salvos, ya que se habían refugiado en un islote de la bahía y pudieron subsistir las 24 horas con los pescados que habían cazado.

ALERTA ROJA

Por lo anterior, Copeco determinó decretar alerta roja por 72 horas en los departamentos de Colón y Atlántida, debido a las fuertes precipitaciones que se han registrado en esas zonas.

Algunas personas tuvieron que instalarse a la orilla de la carretera mientras bajaba el nivel del agua.

Asimismo, se extendió la alerta verde para los departamentos de Gracias a Dios, Yoro, el norte de Olancho, Cortés e Islas de la Bahía, donde las lluvias continuarán en las próximas horas, según los pronósticos.

En los departamentos con alerta roja, los Codem deben realizar evacuaciones obligatorias, principalmente en aquellos lugares donde existe mayor riesgo para la vida de las personas.

Según los pronósticos, el frente frío número dos continuará provocando lluvias en las zonas afectadas y las que se encuentran en alerta roja durante las próximas horas y no se descarta que la situación pueda agravarse, según la entidad de contingencias.

Tales condiciones de saturación del suelo pueden originar deslaves y mayores inundaciones, por lo cual expertos de Copeco demandan a la población atender las acciones de los organismos de primera respuesta.

RESUMEN DE LOS DAÑOS

LA TRIBUNA

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s