Impresionante incendio en la peña de Bejes

La carretera está cortada por riesgo de desprendimiento de piedras y solamente un niño de Bejes ha acudido hoy a la Escuela de la Hermida

Impresionante incendio en la peña de Bejes

Un impresionante incendio, que a las doce de la noche se mantenía activo, está afectando la zona de la peña encima de la localidad de Bejes, llegando a la sierra, límite con el Parque Nacional de Picos de Europa, donde se encuentra una zona de robledal de alto valor ecológico y más de quince invernales.

En estos momentos la carretera está cortada por riesgo de desprendimiento de piedras. Solamente un niño de Bejes ha acudido hoy a la Escuela de la Hermida.

Su madre le ha llevado al centro en vehículo todoterreno por el puerto de pelea hasta el pueblo de Cabañes. De ahí hasta Tama y por el desfiladero.

El foco del incendio se inició ayer, pasadas las siete y media de la tarde, en una zona por debajo del pueblo, cerca de unas cuadras que se encuentran junto a la carretera.

Pese a la lucha de los vecinos porque no se propagase, enseguida afectó a una zona de encinal arrasándolo todo y ascendiendo entre canales en dirección a la sierra de Bejes.

Los vecinos intentaron atajar el fuego por arriba, logrando a la media noche con varios guardas de la guardería que no pasara a la sierra.

Dos dotaciones de bomberos del 112 de Tama llegaron al pueblo a las 22.00 horas. Con dos camiones se desplazaron a la parte inferior del pueblo, donde hay varias cuadras, y a las inmediaciones de las casas que corrían mayor peligro, en la parte superior, junto a la pista que conduce a El Dobrillo.

Un vecino fue evacuado de su vivienda en previsión de que el fuego y las piedras afectasen a la casa, y una cuadra junto a la peña era la que más peligro corría al llegar las llamas hasta el tejado.

Dos invernales que se encontraban en la peña han sido devorados por el fuego. Una temperatura de 18º y un fuerte viento sur hicieron muy difíciles las labores de extinción y la carretera de acceso se volvió muy peligrosa, debido a la caída de piedras que bajan desde los canales que han sufrido el mayor daño.

Los vecinos recuerdan un incendio de estas dimensiones que ocurrió hace 70 años. A pesar de que el pueblo no corre peligro, los vecinos, intranquilos, están fuera de sus viviendas, contemplando cómo el fuego destroza una importante zona en una localidad donde la ganadería es el medio principal de vida entre sus habitantes.

El diario montañés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s