Tragedia en Quilmes: cuatro nenes muertos en un incendio en Argentina

Las víctimas tenían entre tres y ocho años. Al parecer, el fuego lo causó la caída de una vela encendida, porque la zona sufría un corte de luz.

Cuatro chicos, de entre tres y ochos años, murieron al incendiarse su vivienda, ubicada en el partido bonaerense de Quilmes.

Las llamas se habrían originaron por la caída de una vela con la que la familia, que carecía de servicio eléctrico, alumbraba la casa.

El fuego se inició a las 23.50 de ayer, en un hogar de la calle Cervantes 34, a unos 20 metros del Río de La Plata. La madre de las víctimas, Karina Carlucci, de 32 años, relató a agentes policiales que no tuvo luz eléctrica en todo el día, por lo que optó por iluminar con una vela.

Poco antes de la medianoche, la mujer salió de la vivienda y al regresar, a los pocos minutos, observó que la casa se consumía por el fuego.

Carlucci pidió auxilio a los bomberos, quienes controlaron y extinguieron el fuego, pero los chicos ya habían fallecido en medio de las llamas.

Las víctimas  fueron identificadas como Dilan Carlucci, de 3 años; Brisa Quiroga, de 6; Damián Roldán, de 7; y Abril Quiroga, de 8, quienes se encontraban solos en el momento del triste desenlace.

Desde el inicio de los cortes de energía, se produjeron tres tragedias en las que integrantes de distintas familias fallecieron en episodios ligados con problemas en el suministro eléctrico.

El domingo, una joven de 18 años y sus hijos, de dos y cuatro años, murieron al incendiarse un conjunto de casillas, situadas en la localidad de Dock Sud, partido de Avellaneda.

Los habitantes de las viviendas precarias emplearon una vela para alumbrar, ante la interrupción del servicio.

Durante Navidad, seis personas, cinco de ellas integrantes de una familia, fallecieron cuando su casa, situada en el barrio “El Mercadito”, en Tolosa, fue invadida por el fuego.

Un cortocircuito en el equipo de música habría iniciado el fuego, según las pericias preliminares de Bomberos.

Todos quedaron encerrados en el infierno, que rápidamente se extendió a toda la casa. Dos de las víctimas intentaron abrir la única puerta pero no pudieron hacerlo: había una cadena con candado puesto en la puerta principal, colocada, en forma previa, por temor a sufrir robos.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s