El mayor incendio del año en Granada arrasa más de 40 hectáreas en la Sierra de Jete

Comenzó a las once de la mañana de ayer y quedó controlado en torno a las 19 horas. El fuerte viento ayudó a propagar las llamas con más rapidez

El mayor incendio del año en Granada arrasa más de 40 hectáreas en la Sierra de Jete

Un incendio en el término municipal de Jete ha arrasado más de cuarenta hectáreas de masa agrícola y forestal, según las estimaciones no oficiales de operarios que aún trabajaban en la zona al cierre de esta edición, así como del propio alcalde del municipio, Plácido Jerónimo.

Este siniestro se convierte en el incendio más grande registrado en la provincia de Granada en este ejercicio, a falta de que el Infoca aporte con más exactitud las hectáreas quemadas.

Desde 1 de enero hasta el pasado 15 de octubre se quemaron 126 hectáreas en la provincia y tan solo 46 eran terrenos forestales y el resto, hasta 80, suelos de matorral, según datos de la delegación provincial de Medio Ambiente y subdelegación del Gobierno, presentados el pasado mes de noviembre.

El fuego se declaró en torno a las once de la mañana de ayer en la zona conocida como Los Cocales, en el término municipal de Jete. Siete vecinos de este municipio fueron los primeros en acudir a la zona para sofocar las llamas, cuando el fuego aún no había alcanzado una gran extensión de terreno.

«Cuando lo teníamos casi controlado, se nos fue por culpa del fuerte viento y por eso se ha extendido tanto», comentó ayer el primer edil de Jete en torno a las siete de la tarde, cuando el fuego parecía ya estar bajo control.

A las labores de extinción se sumaron cuatro retenes del Infoca, Bomberos de Almuñécar y el Seprona de la Guardia Civil que acordonó la zona para impedir el acceso de curiosos que se acercaban para ver a pie de terreno el efecto devastador de las llamas, que se propagaron con una facilidad tremenda debido al fuerte viento reinante.

Las condiciones meteorológicas existentes impidieron a los medios aéreos del Infoca poder sobrevolar la zona lo cual vino a añadir un problema más a las labores de extinción que se hicieron desde tierra y de la mejor manera gracias a la profesionalidad de los operarios tanto del Infoca como del parque de Bomberos sexitano.

Conforme avanzaba la tarde las llamas se iban extendiendo a un barranco próximo ofreciendo una imagen, desde la distancia, bastante dantesca que hacía presagiar lo peor en torno a las cuatro de la tarde. «No había forma de controlar el fuego, yo no he visto nada igual desde el incendio del año 2002 en la Sierra de Bodíjar», advirtió el regidor de Jete.

Incendio controlado

Pocos minutos antes de las 19 horas, el incendio se dio por controlado aunque los operarios del Infoca permanecían en el terreno al cierre de esta información, pasadas las once de la noche.

El objetivo a esa hora era evitar que los rescoldos del incendio volvieran a impulsar las llamas en esta zona abrupta de la Sierra de Jete.

Una parte de la sierra quemada es de pasto, pero hay otra de cultivos de secano con numerosos almendros que han sido arrasados por el fuego.

En principio, todo apunta a que el siniestro se originó por una quema de rastrojos efectuada en zona agrícola y que sin ninguna intencionalidad se descontroló provocando este siniestro.

«No ha existido mala fe, ha sido la mala suerte y el propio agricultor ha prestado declaración a la Guardia Civil y ha estado ayudando en todo momento a apagar las llamas», señaló ayer el alcalde de Jete.

El Seprona de la Guardia Civil continúa adelante con la investigación pero aún no se ha pronunciado sobre cuáles han sido los motivos que han generado este siniestro.

La mayoría de los incendios forestales investigados tienen un origen accidental o se producen por una imprudencia, entre las que destacan como más habituales la quema de rastrojos o la colilla de un cigarrillo.

Recientemente la Guardia Civil de Granada ha imputado a dos agricultores después de que la quema de rastrojos que efectuaban, uno en Vélez de Benaudalla y otro en Las Gabias, acabara provocando sendos incendios en las zonas limítrofes a sus fincas.

«Yo no he visto nada igual desde el incendio de la Sierra de Bodíjar. Ha sido impresionante y por momentos pensé que esto se podía ir de las manos y convertirse en otra catástrofe grande. El fuego ha arrasado mucho terreno, pero no tanto como en 2002».

Ideal

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s