El temporal cede pero el fuerte viento provoca cortes en líneas férreas y marítimas

En Galicia, una de las más afectadas por la borrasca situada en el Atlántico norte, más de 1.600 clientes de Gas Natural-Fenosa permanecen sin suministro de luz 

El fuerte temporal de lluvia, viento y mar que desde ayer barre la península y Baleares comienza a perder intensidad aunque todavía se mantienen cortes en líneas férreas y cancelaciones en e ltransporte marítimo en el Estrecho por fuertes rachas de viento de más de 100 kilómetros/hora.

El viento mantiene hoy en alerta a 19 provincias con especial incidencia en amplias zonas del sur de Andalucía y Ceuta donde se mantienen cerradas, por razones de seguridad, las salidas de la línea marítima que une Algeciras con Ceuta e incluso la del ferry extraordinario que suele navegar con el temporal.

Además, tampoco se han producido conexiones marítimas en la línea entre Algeciras y Tánger, y el puerto de Tarifa (Cádiz) permanece cerrado desde la tarde de ayer.

El viento también ha sido el responsable de la rotura de tres postes de electrificación por la caída de dos árboles que ha obligado a cortar el tráfico ferroviario entre las estaciones de Villa del Río y Montoro, en la provincia de Córdoba, en la línea que cubre el trayecto Linares-Baeza-Cádiz.

Los trenes más afectados son los que circulan entre las provincias de Jaén, Córdoba y Sevilla, y para eludir el tramo cortado Renfe ha programado transbordos para ocho trenes de media distancia.

En Galicia, una de las más afectadas por la borrasca situada en el Atlántico norte, más de 1.600 clientes de Gas Natural-Fenosa permanecen sin suministro de luz tras los cortes provocados por los efectos de la lluvia y el viento.

El corte afectó ayer a cerca de 70.000 clientes de media tensión que, a mediodía, ya se habían reducido a cerca de 20.000 y esta mañana a los 1.600 reseñados, todos ellos en municipios del entorno de Santiago de Compostela.

Además, en dicha comunidad se mantiene alerta roja por fenómenos costeros adversos con olas de hasta 8 metros, aunque la situación meteorológica tiende hacia una considerable mejoría con respecto a la jornada de ayer.

El temporal ha dejado en Cantabria, como consecuencia de rachas máximas de 134 kilómetros por hora, caídas de árboles, cables y luces navideñas además de desprendimientos de cornisas o partes de fachadas y tejados, aunque ninguno de ellos de gravedad.

Castilla-La Mancha también se ha visto afectada por esta borrasca que se ha dejado sentir en la provincia de Toledo donde la mayoría de los incidentes en los que se ha intervenido se han producido principalmente en vías locales por caída de árboles, de señales, de tejas o rótulos de comercios.

En Ciudad Real, además de la caída de árboles y objetos a la vía pública por el viento, la mayoría de los actuaciones han estado relacionadas con el atasco de alcantarillas, debido a la gran acumulación de hojas caídas por el viento sobre la calzada y luego arrastradas por la lluvia hasta los sumideros.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para mañana que la borrasca se desplace hacia áreas del mediterráneo y sureste peninsular por lo que mantiene activada la alerta amarilla (riesgo) por fuertes vientos en las provincias de Almería, Barcelona, Tarragona, Alicante, Castellón, Valencia, Murcia y las Islas Baleares.

En puntos de la cornisa cantábrica seguirá la alerta naranja (riesgo importante) por fenómenos costeros adversos y olas que alcanzarán los 5/7 metros.

EFE/AEMET

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s