La nueva vida del ‘ángel rubio’: en semanas ya irá a la escuela o al jardín de infancia

La pequeña María sigue bajo la custodia de la ONG ‘La Sonrisa del Niño’ después de haber sido descubierta por la policía en un campamento de gitanos en el centro Grecia.

La nueva vida del 'ángel rubio'

Fuera de la vorágine de los focos, la pequeña María ha comenzado una nueva vida en Grecia. Ya nadie le obliga a bailar por la fuerza delante de las cámaras o a pedir en la calle. Tiene amigos y juega con ellos.

Por fin, su vida es lo que siempre debió ser, la de una niña que solo piensa en jugar. Y por cierto, siempre lo hace con una sonrisa…

La niña, apodada por los medios como ‘El ángel rubio’, fue descubierta el pasado 16 de octubre en un campamento de gitanos en el centro de Grecia, en Farsala, cerca de Larissa, durante un registro rutinario de la policía.

Su rostro dio la vuelta al mundo cuando las autoridades griegas pidieron ayuda a Interpol para descubrir la identidad de la niña.

Tras días de especulaciones sobre sus orígenes, y miles de llamadas (más de 5.000 se registraron en las primeras 24 horas), las pruebas de ADN demostraron que Sasha y Atanas Rusev, dos búlgaros de etnia gitana, eran los progenitores de la pequeña.

Sasha habría dado a luz a la pequeña María en enero de 2009 en un hospital de la localidad griega de Lamia. Siete meses después habrían decidido volver a Bulgaria, pero no tenían el dinero necesario para llevarse a la pequeña.

Una pareja de griegos romaníes les habría propuesto entonces custodiar a María hasta su vuelta. El importe: unos 250 euros.

Desde entonces, la vida de María transcurre de manera tranquila en uno de los centros que la ONG ‘La Sonrisa del Niño’ tiene en Grecia. Su paradero sigue siendo secreto para mantener su privacidad.

Sí sabemos que la niña se encuentra “bien de salud y de ánimo. Se va adaptando sin problemas a su nueva vida junto a otros niños que han sido, igual que María, vendidos o abandonados por sus padres”, explica Panagiotis Pardalis, uno de sus cuidadores.

La ONG tiene de momento su custodia, como pidió el fiscal. No han recibido ninguna consigna nueva por parte de las autoridades. Ellos son los encargados de velar “por su salud y su bienestar”, como indicaba el auto judicial. La decisión de las autoridades griegas parece haber dado resultado. Su integración “va por buen camino, juega con otros niños y es feliz”.

Su edad, un misterio

María es una más en el centro de la ONG, aunque “su caso fue especial” por la repercusión mediática, como asegura Pardalis. El objetivo es que tenga una vida normal. O todo lo normal que pueda ser tras lo vivido por esta menor de cinco años. Su edad sigue siendo un misterio.

La pequeña fue sometida a exámenes médicos adicionales para poder concretar su edad exacta. Los resultados podrán conocerse en las próximas semanas. Está es la razón por la que María “todavía no acude al colegio con el resto de los niños.

Sus cuidadores esperan los resultados para saber si María debe asistir a una escuela de primaria o a un jardín de infancia”.

“María realiza las actividades propias de una niña de su edad”, explica Pardalis, “con un horario y actividades que varían cada día”.

“Los niños estudian en las escuelas locales de las zonas en las que crecen, además de participar en las asociaciones deportivas y culturales, y en las actividades extraescolares. Juegan, van de vacaciones, al teatro, al cine y a parques de atracciones. Vamos, una vida normal”, explica uno de los cuidadores.

Solo en los primeros seis meses de 2013, ‘La Sonrisa del Niño’ ha ayudado a más de 30.000 menores. “Nos encontramos casos como el de María todos los días”, explica Pardalis.

A pesar de su gran labor, los hogares comunitarios de la ONG “no reciben subvenciones del gobierno. Nuestros recursos para cubrir las muchas necesidades de los niños provienen de iniciativas privadas, eventos, y de contribuciones corporativas”.

“La Agencia de protección de la infancia hará lo necesario para recuperar a la niña María”, han asegurado las autoridades búlgaras. Pero, de momento, María sigue en Grecia, y no viajará a Bulgaria hasta que se aclare el verdadero motivo por el que sus padres búlgaros la abandonaron cuando tenía solo siete meses.

Los progenitores están siendo investigados en aquel país por venta de niños y pueden ser condenados hasta a seis años de cárcel.

Mientras, María pasa las horas jugando, ajena a su destino, bajo el calor y el cariño de sus cuidadores. Ellos, como reza el eslogan del ONG, le han devuelto la sonrisa, y tienen claro que su labor es vital: “La vida de los niños no es ningún juguete”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La nueva vida del ‘ángel rubio’: en semanas ya irá a la escuela o al jardín de infancia

  1. Dana dijo:

    Tan linda, se encrudeció su mirada, pero Dios la amó y la rescató.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s