Los reyes magos les traerán a la DGT cuatro radares para sus helicópteros, y de paso mas helicópteros.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha comprado cuatro radares, por valor de 640.000 euros, a la empresa Etel 88 para equipar con ellos a algunos de sus helicópteros y ampliar así su vigilancia desde el aire, según el anuncio de formalización de contrato al que ha tenido acceso EFE. Actualmente, la DGT sólo tiene un helicóptero-radar en funcionamiento.

Además, el organismo que dirige María Seguí ha adquirido de la misma empresa, por valor de 605.000 euros, un sistema de captación de imágenes complementario a esos radares, según han explicado fuentes de la DGT.

El objetivo es ampliar la vigilancia en carreteras secundarias, donde se producen el 78 por ciento del total de víctimas mortales por accidentes de tráfico, según han indicado las mismas fuentes.

Para ello, la intención de Tráfico es ir dotando con uno de estos helicópteros-radar a cada uno de los ocho Centros de Gestión del Tráfico que actualmente hay ubicados en Madrid, Valencia, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Valladolid, La Coruña y Baleares.

El primero y, hasta el momento, único helicóptero-radar puesto en marcha por Tráfico es ‘Pegasus’, que comenzó a funcionar oficialmente en marzo de este año, coincidiendo con la Operación Especial de Semana Santa.

El resultado fue que el helicóptero, en 24 horas de vuelo, detectó en proporción hasta cinco veces más infractores que los radares en carretera.

Este tipo de radares tiene un coste “similar” al de uno fijo (entre 60.000 el aparato y 170.000 euros contando la instalación), según afirmó la directora de Tráfico, María Seguí, durante la presentación de ‘Pegasus’.

Tras detectar un exceso de velocidad, la cámara que lleva instalada el helicóptero realiza tres medidas repetidas para cotejar que se está infringiendo el límite. De ahí, la imagen se envía al centro de denuncias automatizado de León y en última instancia a la casa del infractor.

El primer radar diseñado para un helicóptero de Tráfico costó varios años de desarrollo y fue verificado y homologado por el centro español de metrología, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

El aparato puede medir excesos de velocidad de hasta los 360 kilómetros por hora desde los 300 metros de altura a los que vuela. “El helicóptero pillará infringiendo a aquellos que infringen, por lo tanto aquellos que no infringen no tienen nada que temer”, señaló durante la presentación de ‘Pegasus’ Seguí.

RENOVACIÓN DE LA FLOTA DE HELICÓPTEROS

En paralelo a la compra de nuevos radares, la DGT está renovando su flota de helicópteros. En verano, el Consejo de Ministros autorizó un gasto de 28 millones de euros para renovar en los próximos años la flota de helicópteros del Cuerpo Nacional de Policía y la Dirección General de Tráfico (DGT).

Mediante este acuerdo, se autoriza la contratación de siete helicópteros biturbina de tipo ligero, tres de ellos con destino a la Dirección General de la Policía y los cuatro restantes con destino a la DGT, por un importe estimado de 28 millones de euros.

De esta cantidad, se abonará en metálico la mitad, 14 millones de euros, mientras que el resto se pagará mediante la entrega en 2014 de un helicóptero del Servicio de Medios Aéreos del Cuerpo Nacional de Policia, valorado en 13,3 millones, otros siete de la Unidad de Helicópteros de la Dirección General de Tráfico cuya valoración total asciende a 700.000 euros.

De estos siete helicópteros, cinco serán entregados en 2014, uno en 2015 y el restante en 2016. Los catorce millones de euros que se abonarán en metálico se desembolsarán durante los ejercicios presupuestarios de 2014, 2015 y 2016 con cargo al presupuesto de gastos del Organismo Autónomo Jefatura Central de Tráfico.

LAS CARRETERAS CONVENCIONALES, LAS MÁS PELIGROSAS

Las carreteras secundarias, registraron el pasado año el 76 por ciento de los accidentes con víctimas y el 78 por ciento de los fallecidos en vías interurbanas. El año pasado se produjeron en este tipo de vías 26.698 accidentes con víctimas, en los que fallecieron 1.144 personas y 39.979 resultaron heridas.

El número de fallecidos en carreteras convencionales en 2012 se redujo un 10 por ciento, según la DGT. El 40 por ciento de los fallecidos (444) en vías secundarias lo fueron por accidentes cuyos vehículos se salieron de la vía.

Además, el 19 por ciento de los fallecidos (213) se registraron en colisiones frontales y el 16 por ciento en colisiones frontolaterales (190).

EFE/DGT

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s