El Gobierno de Filipinas estima que se tardará cinco años en reconstruir el país

Tifón Yolanda en Filipinas

El Gobierno filipino estima que se tardará unos cinco años, incluso con apoyo del sector privado, en rehabilitar plenamente las zonas devastadas por el paso del tifón ‘Yolanda’ el pasado 8 de noviembre por el centro del país y que dejó 5.240 víctimas mortales.


“Estamos hablando de un plan de rehabilitación a largo plazo que llevará entre dos y cinco años”, ha explicado este martes el director ejecutivo del Consejo Nacional para la Gestión y la Reducción de Desastres (NDRRMC), Eduardo del Rosario.

Está previsto elaborar un plan en los próximos dos o tres meses que detalle la reconstrucción de las infraestructuras afectadas por el supertifón y que será ejecutado por el NDRRMC junto con el Departamento de Obras Públicas y Carreteras (DPWH), ha precisado, según informa la cadena de televisión GMA.

Asimismo, se prevé que en el plan director participen organizaciones privadas, incluidas entidades extranjeras, que ya están ayudando en la rehabilitación de las zonas afectadas, según Del Rosario.

“La cantidad sustancial en dólares que hemos estado recibiendo son todo promesas. Estos países todavía no han visto el plan de rehabilitación del Gobierno filipino”, ha admitido, asegurando que el objetivo es “construir mejores comunidades”.

Además de los 5.240 muertos, más de 25.600 heridos y más de 1.600 desaparecidos, ‘Yolanda’ afectó a casi diez millones de personas, de acuerdo con el último boletín del NDRRMC.

Los daños ocasionados por el tifón, uno de los más potentes de la historia, se estiman en 24.500 millones de pesos (unos 413,5 millones de euros), incluidos 11.400 millones en daños a la agricultura y 13.200 en infraestructuras.

Según Del Rosario, la actividad se ha normalizado en Tacloban, la ciudad más afectada por ‘Yolanda’, subrayando que doce bancos ya han retomado sus operaciones y los vehículos públicos ya han retomado sus rutas.

El responsable ha precisado que en esta ciudad se han retirado ya el 77,8 por ciento de los escombros.

AYUDA DEL PAM

Entretanto, el Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha informado este martes que seguirá ampliando su radio de acción en las zonas afectadas por el tifón repartiendo ayuda por aire, ferry y con camiones.

“Cuando entramos en la tercera semana de esta respuesta de emergencia, los alimentos siguen siendo una necesidad prioritaria en las comunidades afectadas”, ha explicado el director del PAM en Filipinas, Praveen Agrawal.

“Ha habido un progreso significativo en el reparto de los bienes de ayuda y seguimos ampliando el área geográfica de la operación para que podamos llegar a per sonas en las islas periféricas”, ha añadido.

Desde el 13 de noviembre, el PAM ha enviado más de 4.000 toneladas métricas de arroz y 127 toneladas de galletas altamente energéticas para su distribución.

Además, la agencia de la ONU está trabajando estrechamente con el Gobierno filipino en la asistencia y junto a la ONG Oxfam está preparando un programa piloto de “alimentos por trabajo” con 400 personas en Tacloban, que están ayudando a reparar las infraestructuras afectadas.

EFE/AFP

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s